Es lo que soy...

Mi foto
Conocerme no es dificil... Transparente pero complicada.

martes, 27 de mayo de 2008

¿Que hacer cuando la vida deja de serlo?

Hace algo mas de una semana mi corazón se llevo uno de los grandes sustos de su vida.
Una llamada que no quería contestar porque sabia que no traería consigo buenos augurios me hizo volar hasta el antes llamado hogar.

Algo estaba mal y tu deseabas irte de nuestro lado.
Y así lo intentaste, aunque sin conseguirlo. Estabas cansado, de la vida y del dolor. Pero sobretodo de su ausencia.

Te comprendo abuelo, mas de lo que nunca te puedas imaginar. Que ella no este a nuestro lado para mimarnos desde hace 7 años es algo que nos acompaña a todos, pero se a ciencia cierta que tu eres quien peor lo lleva.

Compartisteis mas de 50 años de vuestra vida, lo erais todo para el otro y un día su luz se apago dejandonos a todos en la mas absoluta oscuridad, pero poco a poco y en la medida de lo posible cada cual fue encendiendo su vela para acariciar de nuevo la claridad. Pero tu no pudiste, te quedaste ahí, en esa fría habitación un 10 de julio. Con la mas tremenda pena jamas vivida y con el desasosiego de saber que tendrías que vivir rodeado de esa bruma oscura hasta que llegara de nuevo el día en que pudieras reunirte con ella.

Y aquí estamos, mucho tiempo después. Han cambiado muchas cosas, pero tu agonía a crecido con el tiempo.

Y te has hartado, te comprendo. Se que quieres marcharte, pero no sabes cuanto duele verte así. No te haces una idea de lo que sentí con esa llamada.

Tu mas que mi abuelo eres casi mi padre y me da un miedo atroz no volver a verte. Y por ello maldigo vivir a 1000 km de distancia.

Me gustaría disfrutar contigo, hacerte feliz los días que te queden con nosotros, pero no puedo y tampoco estoy muy segura de quererlo.

Porque se que sufres, que te sientes una carga, que se te cae el alma al darte cuenta de la situación en la que te encuentras.
Como tu dices esto es una cárcel.

Yo creo que ya has vivido lo suficiente, que 85 años dan para mucho. Que has luchado por sacar a toda tu familia adelante, lejos del hogar que te vio crecer. Has educado a hijos, nietos y biznietos. Ya es hora de que duermas tranquilo.

Puede sonar horrible pero cuando ves que un ser querido vive solo en cuerpo porque hace tiempo que se fue creo que lo mejor es dejarlo marchar.

Los que nos quedamos lloraremos pero también respiraremos aliviados de saber que por fin para el se acabo el dolor.

Abuelo, yo no puedo hacer nada por ti ahora, solo desearte que los días que te quedan aquí, ya sean pocos o muchos los vivas de la manera mas digna, que te enorgullezcas de todo lo que has hecho en esta vida y que te lleguen al alma todas esas muestras de cariño de los que te amamos de corazón.



1 comentario:

Diana dijo...

En los momentos duros en que mires por su bien pensarás que quizá lo mejor sería que se fuera, pero te aseguro por mi experiencia que el día que te falte desearás con toda tu alma que siga ahí, como sea pero vivo.
De todos modos yo creo que algún día todos volveremos a encontrarnos con las personas que se nos fueron: no hay que tener prisa, ese día llegará y ellos desde donde estén seguro que ahora están deseando que vivamos muchos años y tardemos mucho en reunirnos con ellos.
Mucho ánimo y mucha fuerza!! Bessets!!